top of page

Una líder fuera de liga

La directora de la Liga de Arte de San Juan, Marilú Carrasquillo, habla de los retos y los logros alcanzados en los cincos años que lleva al frente de la entidad cultural



Cuando la gestora cultural Marilú Carrasquillo entró a dirigir la Liga de Arte de San Juan en el 2017 jamás imaginó los grandes retos que se avecinaban. A pocas semanas de haber iniciado sus labores como directora de esta importante entidad cultural, las noticias anunciaban el paso inminente del huracán María sobre Puerto Rico.



Marilú Carrasquillo, directora ejecutiva de la Liga de Arte (📷Carlos Ariel Santiago)

Ese mismo año, la Liga conmemoraba 50 años de fundada, pero todos los planes y proyectos de celebración quedaron pospuestos por el poderoso ciclón que trastocó la vida de todos y todas los puertorriqueños.


A ese desastre natural, se sumó la crisis económica del país, y tiempo después, terremotos y la pandemia por Covid-19. Mantener a flote una entidad cultural que depende de ingresos propios para subsistir entre tantos cataclismos no ha sido una tarea sencilla, pero el liderazgo, compromiso, creatividad y perseverancia de Marilú han sido el motor para que la Liga haya seguido hacia delante.


Sentada en un banquillo ubicado en el hermoso patio interior de la sede de la organización en el Viejo San Juan, Marilú recuerda el camino andado en estos cinco años. Lo primero que se asoma en su rostro es su característica sonrisa que ilumina y que ha inspirado a tantos en la Liga en estos tiempos tan retantes.


Esa virtud de sonreír y apostar a la esperanza, incluso en los momentos de grandes desafíos, es una de tantas virtudes de esta líder fuera de liga, quien ha logrado que la Liga de Arte de San Juan continúe siendo una institución comprometida con la enseñanza de las artes en Puerto Rico y con la promoción de los artistas del patio.

“A mí me apasiona la promoción de nuestra cultura y nuestras artes, partimos por ahí. Pero cómo lo he logrado, pues con mucho entusiasmo y con un gran equipo que es bien pequeño pero muy comprometido con la misión y la razón de ser de la Liga, con una Junta de directores comprometida, con una facultad que (ahora en pandemia) dijo ‘pues hay que dar clases virtuales, pues aprendemos’”, destaca, enfatizando que el trabajo realizado ha sido posible con la ayuda de muchos y muchas, así como de la comunidad sanjuanera que siempre ha sido aliada.


Bajo su liderado, la Liga no solo ha ampliado su proyecto educativo, sino que también ha logrado mayor alcance a través de las diversas plataformas digitales. Además, se han creado programas innovadores como ExploreArt, que ofrece experiencias culturales a través de la promoción de nuestro arte e identidad cultural. También se han creado formas creativas de allegar fondos para la institución, como es la subasta virtual de arte, “Por amor a la Liga”, cuya primera edición se celebró con gran éxito en el 2020 y repitió en el 2021.


Marilú relata que la primera meta que se trazó cuando llegó a dirigir la entidad fue que los 50 años de la entidad no pasaran desapercibidos. Por eso, insistió hasta que finalmente, en el 2018, con el respaldo de diversas entidades nacionales y con el apoyo del Museo de Arte de San Juan y el Museo de las Américas, se celebró la exposición conmemorativa del quincuagésimo aniversario de la Liga, conceptualizada por el curador José David Miranda. La amplia muestra, celebrada en los dos museos mencionados, contó con obras de más de 100 artistas de diversas generaciones que han mantenido relación con la institución.


Para la directora esa exposición era vital por “el rol tan significativo que ha jugado la Liga en la historia del arte de nuestro país”. “Ese primer reto lo logramos con gran satisfacción y pudimos hacer esas dos exposiciones que fueron muy dignas, muy hermosas y donde vimos el talento de nuestros artistas tan maravilloso”, expresa.


Apenas dos años después de esa celebración, la Liga –así como el resto del mundo- se enfrentó a una crisis para la que no existían libretos ni manuales para navegarla. La pandemia por Covid-19 llegó para cambiarlo todo. Como muchas entidades, la Liga se quedó de la noche a la mañana sin su principal ingreso, que son sus cursos y talleres. Se cortaron las horas laborales y hubo algunas cesantías temporeras. Pero la visión de Marilú Carrasquillo ayudó nuevamente a la entidad a salir a flote.


Aunque con dudas, la directora apostó a la virtualidad como una manera de continuar ofreciendo sus servicios y ser un oasis en medio de tanto agobio. En apenas dos meses, lideró el proceso para la creación de la página web de la Liga (ligadeartesj.org) y capacitó al personal para que adaptaran sus cursos y talleres al formato virtual. Para esto contó con el apoyo de la agencia ROL Marketing Studio. De esa manera, en junio del 2020, la Liga inició su reconocido Programa de Verano en la Liga para niños y niñas en formato virtual, siendo una de las primeras entidades en el país en ofrecer talleres de arte a distancia. Pero no solo fueron los cursos. Se realizaron exhibiciones y subastas de arte virtuales, se siguió recaudando fondos para el programa de becas y el programa ExploreArt se lanzó con una amplia programación de fascinantes diálogos virtuales entre artistas, entre otros novedosos contenidos.


“La pandemia ha sido un gran reto, pero también una gran bendición. No solo nos enseñó otras formas de llegar al público, nos dio a conocer y aportar nuevamente a la historia del arte (del país)”, afirma.


Marilú es consciente que los desafíos no han terminado, todavía continúa la pandemia y la matrícula de la Liga no alcanza el nivel promedio acostumbrado, pero no tiene dudas de que, con el apoyo de los artistas del país, del equipo de trabajo de la Liga, de su Junta de directores y del respaldo consistente de la comunidad, esta entidad continuará hacia delante con su gran misión de educar y promover las artes y la cultura del país.

“La Liga me ha dado la oportunidad –además de venir al bello Viejo San Juan que es un espacio mágico en nuestro país– me ha dado la inmensa satisfacción de mantenerla a pesar de estos grandes retos que hemos enfrentado. Es una satisfacción y es un trabajo tan amoroso, tan creativo, con tanta belleza que eso le llena el alma a cualquiera a pesar de los grandes retos y las noches desveladas. Creo que esa es la mayor satisfacción; que la Liga sigue en pie. ¡Me siento orgullosa!”, concluye con ese compromiso que urge en el país para seguir construyendo espacios tan valiosos como la Liga de Arte de San Juan.


 

*La autora es periodista cultural y comunicadora. Actualmente, trabaja como Directora de contenido de la agencia ROL Marketing Studio.


461 visualizaciones
bottom of page